Categorías y etiquetas en WordPress, no te pases

Categorías y etiquetas en WordPress, no te pases

Categorías y etiquetas en WordPress, no te pases

¿Eres de los que tiene en tu blog miles y miles de categorías y etiquetas para intentar posicionar tu web y llevar tráfico a ella? Pues lamento decirte que lo estás haciendo mal…

Si…ya sé que es un marrón lo que te voy a contar, pero si quieres hacer bien las cosas, deberás prestar atención a todo lo escrito en este post (y llevarlo a cabo, por supuesto). Empecemos por lo básico.

Categorías y etiquetas. ¿Qué son y en qué se diferencian?


Ambas sirven para tener una clasificación de términos y conceptos de los contenidos de tu WordPress con el fin de mejorar su usabilidad. Matt Mullenweg, creador de WordPress lo explicaba así:
“Las categorías son cosas que creas con anterioridad y sólo tienes unas pocas. Imagínatelas como las secciones de tu web. Como si fueran los letreros en los pasillos de un supermercado. En cambio, las etiquetas son palabras clave que conectas una sola vez a una entrada. Puedes añadir una etiqueta a una entrada y nunca más volver a utilizar dicha etiqueta. Las categorías tienen el propósito de ser permanentes, mientras que las etiquetas son efímeras”.

Resumiendo:
Las categorías sirven para agrupar tus entradas y organizar los contenidos por temáticas, ayudando al visitante a encontrar el contenido que está buscando. Las categorías son jerárquicas, por lo que puedes tener subcategorías. Las etiquetas describen los detalles específicos de tus entradas y no son jerárquicas.

¿Cuántas categorías y etiquetas debería tener en mi WordPress?

Para el caso de las categorías, no existe un número específico, dependerá de lo compleja que sea tu web. Si tienes demasiadas temáticas y necesitas muchas categorías (más de 20), se recomienda utilizar las subcategorías para mejorar la clasificación de los contenidos y no liar a los usuarios.
Para el caso de las etiquetas, aunque WordPress te deja que pongas las que quieras, nosotros recomendamos un máximo de 3-5 etiquetas por entrada.

Para gestionar ambas, ve al panel de administración de WordPress: sección Entradas » Categorías o sección Entradas » Etiquetas, y si quieres hacer ambas cosas a la vez, o fusionar varias etiquetas, dispones de varios plugins para hacerlo, como es el caso de Term Management Tools.

Qué no debo hacer nunca

Etiquetar a lo bestia y mal. Cuando redactas un post y lo etiquetas con demasiadas (y la mayoría de las veces incoherentes) etiquetas, estás confundiendo a Google más de lo que crees. Las etiquetas deben siempre tener relación con el tema del que estamos hablando, es decir, que si estás hablando de peces, no pinta nada ahí una etiqueta llamada “teclado”.

Categorías y etiquetas con el mismo nombre. Al crear una categoría o etiqueta, estamos creando una nueva URL dentro de nuestra web, por lo que si las llamamos de la misma manera, ambas competirán entre sí por destacar dentro de los resultados de búsqueda para una misma palabra clave, pudiéndose llegar a dar que se posicione antes la etiqueta, en vez de la categoría.

Vale…tengo el blog que da pena…¿Cómo lo arreglo?


Pues si tienes como hemos dicho al principio, una bestialidad de categorías y etiquetas, con muuuuucha paciencia, será un trabajo algo tedioso y probablemente largo, pero con estas pautas y consejos, te será más fácil. ¡Vamos, que tú puedes!
Para empezar, haz un análisis de keywords para saber qué buscan los internautas y redefine tu listado de categorías y etiquetas basándote en él.
Como explicábamos antes, las categorías agrúpalas en subcategorías si son demasiadas, y las etiquetas que sean entre 3 y 5 por entrada, intentando que en total tengas una media entre 350-450.
Una vez que te ha quedado claro y lo tienes listo, empieza con las categorías.
Renombra las categorías que te quedes y reasigna las entradas de aquellas que vas a eliminar. Una vez hecho esto, elimina las categorías descartadas.
Haz lo mismo con las etiquetas.
Vuelve a las categorías y edita la descripción, el title y la metadescripción de cada una de ellas. Debes incluir información relevante y descriptiva acerca de los contenidos que se agrupan bajo cada una de las categorías.
Haz lo mismo con las etiquetas…o no. Me explico:
Aquí ya tienes dos opciones, editarlas o no. Si editas la descripción, title y metadescripción de cada una de las etiquetas, estarás indexándolas, así que es conveniente que te preguntes y replantees si te interesa hacerlo, si las indexas, generará algo más de tráfico , y si decides dejarlas como no indexables evitarás que se solapen contenidos y se generen duplicidades. De ahí que la decisión sea tuya.

En mucha documentación y artículos relacionados, apuestan por no indexarlas, si te decantas por esta opción, ve al apartado “Títulos y metas” dentro de tu plugin SEO (si no tienes ninguno instalado, estás tardando…) y, en la pestaña “Taxonomías”, marca la opción “noindex” para las etiquetas.

Bajo nuestro punto de vista, es relativo, ya que más bien la pregunta correcta es si vas a ser capaz de añadir a cada categoría y etiqueta una descripción correcta que haga que estas tengan relevancia por si mismas al ser indexadas y una estructura de keywords ordenada y lógica, si es así o cuentas con una empresa de diseño y posicionamiento web que pueda mantener los títulos y descripciones bien estructurados, adelante, indexalas.

Si te ha gustado este post, compártelo en tus RRSS, y si te han surgido dudas, ¡suéltalas!, te responderemos enseguida ?

Deja un comentario

WhatsApp chat Envíame un WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: